Claudia Álvarez se contagia de covid mientras sus bebés prematuros permanecen en el hospital

Please select a featured image for your post

Claudia Álvarez confirmó su contagio por coronavirus y expresó su dolor al tener que alejarse de sus mellizos a pocos días de su nacimiento. 

La protagonista de “Vencer el desamor” se convirtió en madre por segunda vez hace un par de semanas. 

En ese momento, contó que sus mellizos nacieron de manera prematura y por ello se encuentran bajo observación en el hospital. 

Luego de este inesperado anuncio, se mantuvo ausente de las redes sociales hasta ahora cuando dio a conocer otra importante noticia. 

En sus historias de Instagram, la actriz se dejó ver afectada contando cómo el mundo se le vino abajo al enterarse de su contagio por coronavirus, mientras sus bebés permanecen en la incubadora del hospital y su esposo es quien ha estado al pendiente de ellos porque está sano.

“Se me derrumbó el mundo, o sea, estoy yendo a ver a mis bebés, de mi casa al hospital, del hospital a mi casa, eso es lo único que hago y obviamente me vine para abajo”, mencionó. 

La intérprete también mostró el sentimiento de frustración que experimenta al no poder encontrarse con sus pequeños y tampoco tener contacto con su hija Kira. 

“Me duele el alma, imagínense, dos años librando el covid-19 y me viene a tocar ahorita cuando mis bebés me necesitan más que nunca. He analizado, primero que nada, que no le pegué el bicho a mis bebés, ni a Kira, ya por ahí es una palomita. Por otro lado, el que me dé ahorita de que mis bebés no estén en casa, también digo ‘gracias’”, indicó. 

A pesar del complicado momento que vive, Claudia Álvarez afirmó estar segura de que pronto todos estarán bien. 

“Estoy de ánimos porque mis bebitos están bien, todos los exámenes están bien. Gracias a todos los que me escriben cosas hermosas”, agregó. 

Claudia Álvarez se contagia de covid mientras sus bebés prematuros permanecen en el hospital
Fuente: Instagram @claudiaalvarezo

Recordemos que los mellizos nacieron en la semana 30, de las 40 semanas que generalmente dura una gestión regular y son tomadas en cuenta para el nacimiento de un bebé. 

“Lo que me dijo el doctor es que mi útero ya no aguantó. Literal, estaba ya dormida a las cuatro y media de la mañana y se me rompió la fuente. Fue más bien cuestión de mi cuerpo. Yo estoy tranquila porque los bebés están en el hospital, tienen que hacerles muchos exámenes, están muy chiquitos y en ese aspecto es normal”, finalizó.