Eduardo Yáñez se sincera sobre su hijo: ‘Me engañó y me robó’

Eduardo Yáñez

El actor habló por primera y – según él – última vez, sobre lo que realmente pasó entre él y su hijo.

Eduardo Yáñez ha evitado durante años hablar de su vida privada, pero ante el reciente incidente donde le pegó a un reportero de Univision, el actor decidió desahogarse y revelar toda la verdad sobre la turbulenta relación con su hijo que, al final de cuentas, fue el detonante del escándalo. 

Yáñez habló durante una entrevista con Rodner Figueroa para el programa Al Rojo Vivo de Telemundo. El mexicano hizo allí reveladoras declaraciones que explican lo delicado y difícil que es para él hablar con facilidad sobre su único hijo.


Famosos que apoyan a Eduardo Yáñez tras golpear al reportero de Univision


“Yo no estuve en muchas oportunidades porque un padre tiene que trabajar. Cuando un chamaco se sienta a comer en la mesa, si el plato está lleno es gracias al papá”, explicó el actor en torno a las declaraciones de su hijo en las redes sociales, donde lo acusaba de ser un “padre ausente”. 

Yáñez confesó que para él fue más importante que a su hijo no le faltara nada y que en su momento decidió que: “yo le voy a dar a mi hijo todo lo que me hizo falta a mí”, explicó. 





El actor dijo que lleva meses sufriendo una gran presión por parte de los medios de comunicación por culpa de su hijo, a quien responsabiliza en parte por la cachetada que le dio al reportero de Univision. “He ido aguantando, aguantado caña, aguantando caña, pero llega un momento en que ya esto se salió de las manos”.

Para el mexicano, su hijo ha venido cometiendo una serie de estupideces y barbaridades. “La escuela por ejemplo, después me entero que el tipo en el High School, dos años y no asiste a la escuela, me engañaba a mi y a su nana que lo cuidaba”, comenta. 

Sobre las acusaciones de abuso en contra Yáñez por parte de su hijo, el actor aclaró la queja con algo de sarcasmo. “Él dice que lo abusábamos, abusábamos, a las doce del día con sus huevos estrellados en la cama, que gran abuso estábamos cometiendo, pero sí, fíjate que sí, porque si a ese chavo yo lo hubiese mandado a trabajar a lo mejor hubiera aprendido diferente”. 

El actor negó rotundamente haberle pegado, gritado o reprimido con violencia a su hijo. “Claro que no, porque él vivía y era dueño y señor de la casa o del departamento donde vivíamos”, dijo. Además aclaró que el tipo de abuso que sufrió su hijo “perdón, era que él tenía que hacer los cheques cada mes y llevar a la muchacha cada semana a comprar los gastos”. 


Reportero agredido levantará cargos hacia Eduardo Yáñez


Eduardo reveló la razón por la que se separó de su hijo: “De lo que me doy cuenta que el chamaco me roba enormemente mientras estaba fuera de mi casa”, comentó, para luego describir la forma en que – aseguró – su propio hijo lo estafaba. “Él era el encargado de pagar los billes (facturas de servicios) del mes y a la hora de pagar los billes este cuate se iba quedando con lo que quería”.

El actor dijo que su hijo lo estuvo robando por mucho tiempo y no fue hasta el año pasado que se dio cuenta de la estafa. “Regularmente la gente que te roba cuando los cachas, se enojan, y se hacen los insultados, y se hacen los ofendidos”.





Dijo que la razón por la que su hijo trató de difamarlo en las redes sociales fue porque le quitó todo el apoyo económico que le dio hasta que descubrió que le estaba robando. “Gimnasio, ropa, coche, todo le quité”

Precisamente fueron las declaraciones de Eduardo Yáñez Jr. las que sacudieron al mundo del entretenimiento, al acusar a su padre de “drogadicto, racista y abusador de mujeres”.

El actor aclaró que en el pasado tuvo su momento con las drogas, pero negó rotundamente ser racista y abusar de las mujeres. 


Eduardo Yáñez enfrenta su error: “Le pido disculpas al reportero… ¡pero no perdón!”


“Definitivamente no, he tenido mis líos con mis parejas, pero mis parejas han llegado a relaciones muy largas, yo no creo que ninguna mujer esté a la fuerza conmigo, ninguna”, confiesa. 

Aquí la segunda parte de la entrevista donde Eduardo dice que su hijo es “su peor enemigo”.