El lado oscuro de la fama: Anahí revela lo difícil de ser una estrella infantil

Anahí habló por primera vez de todo lo que trae la fama detrás y lo complicado que resulta afrontarlo, más en su caso que inició en la televisión cuando era tan solo una niña.

En su podcats llamado ‘Estás Ahí’, la artista mexicana, Anahí habló de cómo tuvo que enfrentarse al monstruo de la fama siendo muy pequeña, lo que de una u otra forma la afectó.

Sin embargo, la artista logró superar sus fantasmas, se transformó en una de las más queridas de México y actualmente formó una hermosa familia y se encuentra esperando a su segundo bebito.

Anahí habla de cómo la afectó la fama

View this post on Instagram

Hola ! ❤️

A post shared by Anahi (@anahi) on

Aunque Anahí no se arrepiente de todo lo que vivió a lo largo de su carrera artística, explicó que haber comenzado a tan temprana edad tuvo sus consecuencias, ya que nunca pudo llevar una vida normal. La actriz comenzó a actuar cuando tan solo tenía dos añitos.

“En mi vida se sacrificaron muchas cosas. Yo no tuve de pronto viajes de campamento, cumpleaños, día de las madres. De verdad yo me perdí muchísimas cosas, como muchos niños artistas. Pero bueno, hay historias muy trágicas que, gracias a Dios, no fue la mía. Pero sí, sacrificas muchas cosas, sí te pierdes muchas cosas”, aseguró la mamita de Manuelito.

La depresión llegó a temprana edad

Resulta increíble, pero desde que era una pequeña tuvo que enfrentarse cara a cara a la depresión, tener que cumplir con sus compromisos laborales la alejaron de sus amigos y de las cosas comunes que podía haber hecho a esa edad, algo que la hacía sumirse en períodos de tristeza.

Por si fuera poco, la exestrella de RBD era muy dura con ella misma, se juzgaba y criticaba cruelmente cuando algo no salía tal como se esperaba. “A veces me aferraba muchísimo a querer que todo saliera bien y de pronto, pues no lo logras, porque el mismo miedo te paraliza y no deja que logres las cosas, hacerlas como hubieras querido”.

“No te podías enfermar, porque si te enfermabas y no llegabas a un llamado al teatro o a la novela, entonces ya no eras profesional, y yo me acuerdo que eso a mí me atormentaba mucho de chiquita. Creo que esto nunca lo había contado. Y de pronto, tengo que decirlo también, de pronto creo que hubo momentos que los sufrí mucho, más de lo que llegué a disfrutarlos, y eso no estaba bien”, confesó.

Una luz en medio del camino

Por otra parte, Anahí también resaltó lo bueno y con la madurez supo que pudo haber afrontado ciertas cosas de una mejor manera. ‘Wow, tal vez hubiera disfrutado más muchas cosas que a veces las sufrí de más, porque, de todos modos, iba a pasar lo que iba a pasar. Los momentos hermosos fueron hermosos, y de pronto, los fracasos, o cuando no te iba tan bien como tú querías, pues de todos modos iba a pasar… Pero pude haberlo disfrutado más”.

Sin embargo, no todo fue malo, no todo estuvo lleno de oscuridad, en su carrera también tuvo momentos repletos de cosas hermosas y también “llena de bendiciones, llena de cosas lindas, llena de amor y de mucho cariño de mucha gente”.