En la era del Internet de las cosas parece que el único problema no resuelto es el de la duración de nuestras pilas.

Sin embargo eso estaría por cambiar gracias a un fortuito accidente vivido por científicos de la Universidad de California, quienes dieron con una fórmula para hacer que las pilas, baterías o fuentes de energía de nuestros dispositivos de uso diario puedan durar prácticamente toda una vida. ¿Lo mejor?, es que el hallazgo fue provocado por un accidente. Uno muy afortunado.

El proyecto en sus inicios, al igual que muchos otros, buscaba una forma de sustituir el litio líquido de las baterías por una opción más segura y sólida, puesto que las usadas actualmente son extremadamente combustible y sensible a las variaciones de temperatura del ambiente y del dispositivo. Y en medio de tal búsqueda, fue cuando por accidente dieron con una solución que vuelve la pila 400 veces más eficiente que las disponibles en el mercado.

Los experimentos iniciaron con nano cables de oro recubiertos con gel de electrolitos que, a criterio del grupo encargado de la investigación, resultaron ser muy resistentes al permitir que los aparatos sigan operando de forma efectiva por un tiempo equivalente a 200.000 ciclos de carga.

Durante mucho tiempo los científicos han experimentado con nano cables para baterías por su capacidad de ser miles de veces más delgados que el cabello humano; ser altamente conductores y contar con una superficie mucho más amplia para el almacenamiento y transferencia de electrones.

batteries-phone

Sin embargo, la solución tiene una debilidad clave: sus filamentos son extremadamente frágiles y no soportaban la presión de carga y descarga. Por ello la estudiante de doctorado Mya Le Thai decidió aplicarle a estos cables una capa del mencionado gel para incrementar sus capacidades físicas.

«Mya estaba jugueteando y lo cubrió todo con una un fina capa de gel antes de empezar el ciclo», explicó Reginald Penner, consejero de departamento de química la Universidad de California en Irvine.


Más: Samsung Revela Cómo Es La Refrigeración Líquida Del S7


«Descubrió que tan solo usando este gel (de electrolitos) podía someterlos a ciclos (de carga y descarga) cientos de miles de veces sin que perdiera su capacidades».

Con este descubrimiento, el avance es enorme, ya que una batería promedio muere drásticamente a los 5.000, 6.000 o 7.000 ciclos, mientras que con el sistema de nano cables recubiertos con el gel, el número se incrementa desde el promedio mencionado hasta los 200.000 períodos.

¿El único problema?: Los filamentos son de oro y por lo tanto las baterías serían extremadamente costosas para producirse en masa. Así que aún queda camino por andar para que este descubrimiento esté al alcance de todos nosotros.

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!