Una vez más Enrique Iglesias se deja llevar por sus bajos instintos y olvida por completo a su novia la extenista Anna Kournikova, con quien se convirtió en padre a finales del año pasado.

Enrique Iglesias vuelve a dar de qué hablar, aunque en esta oportunidad no es por el amor que le profesa a su gemelitos y a su novia Anna Kournikova, han sido sus arranques de pasión los que nuevamente lo han dejado en tela de juicio.

El intérprete de ‘Bailando’ fue capturado en un besazo apasionado con una de sus fanáticas durante una de sus presentaciones en Ucrania. La mujer que subió al escenario recibió un beso bastante subido de tono por parte del español.

El momento fue grabado por las cámaras de los asistentes y de inmediato se viralizó en las redes sociales, en donde queda evidenciado el arranque de pasión que Enrique tuvo con la mujer, quien también se dejó llevar por el momento y no desaprovechó la oportunidad de besarlo.

Sin embargo, el cantante ha asegurado en diferentes oportunidades que simplemente se deja llevar por la emoción que vive en ese momento, así que para él no es algo para pegar un grito en el cielo. “Me emociono demasiado cuando subo al escenario. No lo hago todo el tiempo”.

Aunque la emoción de Enrique ha dado mucho de qué hablar en los últimos meses, desde besos hasta manoseos, todos ellos convertidos en escándalos que él sencillamente ha ignorado, así como su familia.

Actualmente el artista estará lejos de Anna y de sus pequeños Nicholas y Lucy por un varias semanas, ello debido a que tiene que seguir cumpliendo con los compromisos de su gira ‘All The Hits Live Tour’.

Además, antes de partir de Miami, ciudad en donde reside con su familia, confesó que ahora con los niños para él era cada vez más difícil estar lejos de casa.


Relacionado:


Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas