El delineado de ojos es quizás uno de los pasos más complicados en cualquier maquillaje, sin embargo existen trucos fantásticos que te transformarán en toda una experta.

Sin un delineado de ojos perfecto es imposible que tu maquillaje cobre vida y aunque muchas personas lo ven como una completa pesadilla, la realidad es que es mucho más sencillo de lo que imaginas, simplemente es cuestión de practicar y conocer algunos trucos, como los que te aprenderás a continuación.

Estás aquí para verte increíble, así que prepara toda tu atención porque en los siguientes sencillos pasos harás que tu maquillaje luzca como hecho por una profesional, basta de seguir suspirando e intentando ser como esas famosas bloggers.

Los errores serán cosa del pasado, solo necesitas un poco de cinta adhesiva, dibujar una línea recta y armarte, eso sí, de muchísima paciencia.

Elige tu tipo de delineador

Lápiz, el ideal para las principiantes: con el lápiz es mucho más sencillo crear un delineado exacto, pero su densidad no será tan buena como con el líquido o gel.

Sin embargo, no está nada mal para comenzar y agarrar un poco de práctica con el delineado, apóyate en él hasta que estés lista para subir de nivel.

Gel: Lo beneficioso del delineador en gel es que se desliza muy fácilmente por la piel de tu parpado, lo negativo es que si no eres precisa podrías ocasionar un desastre, ya que para realizar el delineado debes aprender a trabajar con un pincel.

Líquido: El favorito de muchísimas de nosotras porque el delineador líquido es mucho más preciso. Aunque suele ser complicado al principio, se transforma en tu aliado número uno.

Elige el efecto que deseas tener

Negro: Si lo que quieres es que tus ojos se vean grandes, redondos y llamativos, opta por el clásico delineador en tono negro.

Marrón: Te dará un toque mucho más sutil, pero brindándote un efecto ahumado que resultará encantador en tu mirada.

Blanco: Cuando empleas una línea blanca en la parte inferior de tu ojo, es para crear el efecto de un ojo mucho más grande y abierto.

Gris: Si te gusta jugar con el color el gris es ideal para lucir diferente y pretendes aportar un poco de luminosidad a tu mirada.

Nude: Una línea inferior en el color de tu piel te ayudará no solo a aportar luminosidad, también te brinda un efecto similar al blanco, lo que ampliará mucho más tu mirada.

Crea puntos o guiones antes de delinear

Para ser más precisa con el delineador líquido, lo ideal es que crees una especie de guía. Es muy sencillo, puedes trazar algunos puntos o guiones en tu parpado como primer paso y luego de forma muy calmada procede a conectarlos.

Procura no estirar la piel del ojo

Aunque resulte una tarea complicada, procura no estirar la piel del parpado cuando estés realizando el delineado, ya que cuando esta vuelva a su lugar podrías encontrarte con una desastrosa sorpresa.

Ojo de gato, sin estrés

No hay nada más tormentoso que intentar realizar un ojo de gato y fallar en mil intentos. La buena noticia es que te puedes apoyar en la cinta adhesiva, el lápiz e inclusive en algunos artículos de casa como cucharas o una tarjeta.

Solo tienes que hacer una pequeña plantilla con el adhesivo y maquillar, después retiras y completas tu look, lo mismo aplica para los otros implementos.

Corrector

El corrector te ayudará a eliminar los defectos o a perfeccionar los detalles del delineado y así darle una forma mucho más estética. Este es también tu mejor aliado a la hora de aplicar el delineador.

Mantén el equilibrio en tus manos

Siéntate, coloca tu codo sobre una superficie plana, descansa tu dedo meñique en tu mejilla y trata de estabilizarte a ti misma tanto como sea posible, si logras hacer esto ten por seguro que los errores disminuirán significativamente en tus trazos.


Relacionado:



Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas