Aguacate, palta, avocado o como sea conocido en tu país, esta fruta tiene propiedades mágicas y no es casual que sea una de las favoritas de los amantes de la vida saludable, aunque hoy te hablaremos de su semilla y cómo aprovecharla al máximo.

Cuando hablamos de aguacate de seguro te imaginas esa fruta de interior entre amarillo y verde, muy beneficiosa gracias a su alto contenido en grasas buenas, esas que son necesarias en nuestra dieta, sin embargo tiene muchos más beneficios y todos ocultos en esa gran semilla que viene en el centro.

Antioxidantes

¿Sabías que la semilla del aguacate es una fuente casi infinita de antioxidantes? En 2017 un grupo de científicos en Estados Unidos, hicieron un descubrimiento que podría ser denominado como el mismísimo ‘santo grial’ de las frutas.

«Las semillas de aguacate, que nadie quiere, son en la actualidad la gema de las gemas debido a sus componentes médicos, que podrían ser utilizados para combatir el cáncer, enfermedades del corazón y otras dolencias», declaró Debasish Bandyopadhyay, miembro del Departamento de Química de la Universidad de Texas, para la fecha.

Fibra

La semilla de aguacate posee más fibra que la avena, se conoció que aporta 11 gramos de fibra por cada ración de 100 ¿increíble no?

Tan solo en Estados Unidos se consumen cerca de dos millones de toneladas de aguacate al año, ello de las cinco que se producen en el mundo anualmente.

Un sistema inmunológico más fuerte

Por si fuera poco el hueso o semilla del aguacate es excelente para combatir infecciones virales o alergias, gracias a sus compuestos fenólicos los cuales han sido empleados para este tipo de afecciones.

Lo que hace su consumo es aumentar la presencia de anticuerpos dentro de tu organismo, fortaleciendo de esa forma el sistema inmunológico.

Cuando los científicos estadounidenses procedieron a realizar la investigación acerca de sus beneficios, elaboraron un aceite en el cual encontraron alcohol behenílico (también conocido como docosanol), que es un importante ingrediente en la elaboración de medicamentos antivirales.

Adiós a las arrugas

Cuando consumes la semilla del aguacate en infusiones ayudas a que tu cuerpo comience a producir mucho más colágeno, lo cual te hará tener una piel mucho más tersa y lozana.

Sí, ¡adiós arrugas!

Llénate de energía

Los componentes dentro de la semilla son infinitos, entre ellos es sumamente beneficiosa para incrementar las energías físicas y mentales, lo que te ayudará a tener una jornada mucho más productiva.

Cuida tu figura

Si tomas religiosamente el té de la semilla del aguacate podrás ver muchísimos cambios en tu cuerpo, entre ellos una figura mucho más saludable, ello gracias a que ayuda a disminuir los niveles de glucosa en la sangre.

Incrementa tu Qi

Según la medicina milenaria QiGong las semillas de aguate contienen niveles altos de energía Qi, los cuales son ideales para que te sientas en completa sintonía con la energía de la vida.

Previene el crecimiento de tumores

Por otra parte, los científicos encontraron entre sus propiedades heptacosano, una sustancia que podría inhibir el crecimiento de las células tumorales dentro del organismo.

¿Cómo consumir la semilla del aguacate?

Hay diferentes formas de incluir esta maravilla en tu dieta, lo primero que debes hacer es secar la semilla en el sol, retirando la pequeña cascara de color marrón que trae encima.

Una vez que este seca tritúrala o rállala hasta obtener un polvo, el cual puedes incluir en batidos, ensaladas, sopas, smothies o cualquier otro alimento que desees.

Además, puedes incluir un poco de este polvo en tus cremas, mascarillas o aceites corporales.

Otra manera de consumirlo es tomar un poco de él y realizar una infusión, esta deberás consumirla en la mañana y antes de dormir.


Relacionado:



Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas