Haber afrontado un día complicado es una de las causas de estrés más comunes antes de dormir, así que una cena apropiada te ayudará a disponerte a pasar una noche…. como la que debes tener: ¡durmiendo!

¿La ansiedad te ataca? No te sientas culpable ni te estreses más, porque todo tiene solución.

Aquí te traemos una lista de recomendaciones para que puedas dormir toda la noche como un baby, despertarte al día siguiente con muchas energías y comenzar la jornada con una estupenda actitud para que ¡nada te detenga!

Nos cenrraremos en la cena, aunque recorreremos otros puntos importantes y complementarios. Primero debes asegurarte de que tu cena tenga los atributos que garanticen un plácido sueño. Evita los alimentos pesados, altos en carbohidratos y grasas, ya que dormir con el estómago muy lleno puede interrumpir el sueño por las dificultades que puedan darse durante la digestión.

Pero… ¡jamás te acuestes sin comer! Sería peor para tu sueño, para tu salud y, por supuesto, es todo lo contrario a lo que tu cuerpo necesita para que pueda recuperar energías.

comidadormir

¿Qué debe tener tu plato?

Avena: Consumir avena ayuda a tener una rápida y exitosa digestión y ayuda a que los tejidos musculares se regeneren. Este cereal sobresale entre los otros de su clase, porque contiene mayor cantidad de proteínas, vitaminas, hidratos de carbono y nutrientes de fácil metabolización.

Bananas y leche: Esta mezcla es ideal porque contiene triptófano, un aminoácido indispensable en la producción de melatonina y serotonina, dos hormonas muy activas en el cerebro que garantizan el estado de sueño y la felicidad.

Almendras y pan integral: Algo importante que debes saber es que para metabolizar el triptófano, tu organismo requiere de buenas dosis de vitamina B1 y magnesio, así que durante el día puedes recurrir a las almendras y al pan integral -buenas fuentes de esas dos sustancias- para hacer una combinación que ayude a tu organismo a tener un sueño placentero. Las cerezas también son ricas en melatonina.

Bebidas calientes: Si ha llegado la hora y no tienes una pizca de sueño, intenta con té o infusiones. Ee té verde contiene teanina, un calmante natural; mientras que el té de manzanilla o lavanda te harán bien para liberar algo de esa tensión que esté provocando tu estado de vigilia. La valeriana supone la mejor opción para dormir como una reina, por su efecto sedante.

Un vaso pequeño de leche tibia con miel: Esta es una una excelente opción. La leche contiene un aminoácido llamado L-triptofana, que estimula el sueño, mientras que la miel posee propiedades tranquilizantes, además de darle un sabor dulce a la bebida, que provee sensación de placidez.

Ensaladas: Puedes comer cualquier ensalada que contenga mucha lechuga y cebollas frescas. Las hojas de lechuga son un sedante perfecto – de efecto casi inmediato-, gracias a que contiene lactucina, una sustancia que actúa como relajante, favoreciendo el sueño. Por su parte, la cebolla tiene quercetina, un flavonoide de propiedades analgésicas que, unido a la lactucina, promueve un mejor descanso. Si quieres, además de conseguir un sueño profundo, revitalizar tu cutis, te recomendamos que prepares esta rica Ensalada De Pasta y Achicoria Para Rejuvenecer.

Tip: Recuerda cenar dos o tres horas antes de ir dormir pues tu cuerpo necesita tiempo para hacer la digestión antes de ir a la cama.

Tu habitación

Si tu habitación es tu palacio a donde llegas a pasar esas valiosas horas de sueño, asegúrate de tenerlo acondicionado para un descanso óptimo. ¿Cómo? Evitando entradas de luz desde el exterior y graduando la temperatura para que te haga sentir cómoda, ya que en algunas fases del sueño tu cuerpo está sensible a cambios en su entorno y podrías despertar.

¡Apaga el televisor, el celular, la computadora y tu tablet!

La Universidad Estatal de Ohio de Estados Unidos presentó un estudio en el encuentro anual de la Sociedad Americana de Neurociencia en San Diego, donde sugirió que dormir con el televisor encendido puede provocar depresiónresultado que reprodujo la agencia de noticias Reuters. 

Ese mismo peligro se presenta cuando, antes de ir a dormir, pasas tiempo revisando tus aparatos digitales. La razón que se dio para esto es que, según los investigadores, el cuerpo humano reacciona a la luz produciendo melatonina, misma que mencionamos anteriormente, y que tiene que ver con un estado de felicidad y sueño plácido. El problema viene cuando esa melatonina se produce en cantidades desproporcionadas, actuando de forma completamente contraria, afectando negativamente el estado de ánimo.

despertar

Otros secretos

Una ducha ni muy caliente, ni muy fría: Aunque puedes estimular tu cuerpo desde adentro dotándolo de alimentos y bebidas que te ayuden a conciliar el sueño, también puedes darte una ayuda externa tomando una ducha una hora antes de acostarte. La temperatura del agua debe ser al ambiente, ya que el agua templada ayuda a dilatar los vasos sanguíneos, bajando el tono muscular y distendiendo las articulaciones, lo que puede inducirte a un estado de relajación un poco más profundo.

Desmaquíllate bien: La limpieza del cutis es esencial para evitar el envejecimiento prematuro, pero también para lograr un buen descanso. Si te fijas, las manchas de maquillaje y grasa en la almohada se convierten en una preocupación cuando vas a poner tu cara allí, ocasionando cierta inconformidad. Eso es lo que menos quieres cuando deseas descansar como una bella durmiente, ¿cierto? Si te gustan los elementos muy naturales para desmaquillarte, te recomendamos que uses aceite de oliva o agua de rosas.

Humecta tu piel: El órgano más grande del cuerpo humano es la piel, y para que se mantenga flexible y no te produzca rasquiña o piquiña durante la noche, debes consentirla con una buena crema hidratante. Aprovecha que vas a la cama para aplicar también una buena crema de manos con la que harás un masaje suave y tranquilizador, primero en las palmas y luego en cada uno de los dedos. Atención: este debe hacerse sin hacer presión en ningún punto, porque no estarás aplicando la reflexología (ese masaje es muy diferente y requiere conocimientos algo avanzados).

Pon atención al reloj: El hombre es un animal de costumbres, así que trata de dormir a la misma hora todos los días para que tu reloj biológico se adiestre. 

Para terminar, recuerda dormir entre 6 y 8 horas para no afectar tu salud. En Vida Moderna estamos convencidas que para lucir hermosas, primero debemos estar saludables.

¡Felices sueños!


Más: 

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas