Aunque no te agrade su sabor, la mayoría de los alimentos verdes son ricos en vitaminas, minerales, fibra y antioxidantes que previenen y ayudan al tratamiento de un gran numero de enfermedades.

Alimentos verdes

Quizá sientas que su sabor no es el más encantador y has estado luchando con ellos desde que eras una niña, pero lo que no puedes ignorar es que tu cuerpo los necesita.

Los alimentos verdes son la principal fuente de natural de vitaminas, minerales y fibra, por lo que la importancia de incluirlos en nuestra dieta diaria es que ayudan en la prevención y tratamiento de enfermedades degenerativas.

¿Por qué los alimentos verdes?

Son muchas las razones para que consideres ingerir al menos tres porciones de alimentos verdes cada día.

  • Son quemadores naturales de grasa

La mezcla de vitaminas, minerales y fibra ayudan a liquidar esos tejidos adiposos tan odiados. Como casi todos los vegetales son bajos en calorías, su consumo en porciones generosas no son un riesgo para quienes quieren bajar su peso, o mantenerse en él.

  • Activan el metabolismo

Varias investigaciones confirman que hay alimentos verdes que ayudan a acelerar el metabolismo  porque contienen una sustancia conocida como EGCG, que evita que el cuerpo absorba las grasas, promoviendo que sean descartadas más rápido.

  • Mejoran la circulación

Los alimentos verdes contienen ingredientes que ayudan a fortalecer las arterias y vasos sanguíneos, además, ayudan al estómago a absorber nutrientes y oxígeno para que la sangre obtenga los elementos necesarios para circular por todo el cuerpo.

  • Previene la celulitis

Los aminoácidos y antioxidantes que contienen algunas bebidas como los jugos y el té verde estimulan la circulación y mejora la quema de grasas en la piel, evitando la aparición de celulitis.

  • Combate el envejecimiento

Hay bebidas con un alto contenido de antioxidantes que ayudan a atenuar los daños provocados a las células a causa de los radicales libres que el cuerpo produce con la exposición a factores ambientales. Los alimentos ricos en vitaminas A, C y E.

Al momento de comprarlos, debes tener en cuenta que no solo estarás llenando tu nevera de alimentos frescos, sino que proveerás a tu cuerpo las vitaminas y minerales que tanto necesita.

Esta una lista de alimentos verdes, para que vayas al supermercado sin excusas y pretendas que olvidas alguna.

Kiwi: Contiene el doble de vitamina C que una naranja y es rico en potasio y ácido fólico, entre sus cualidades está que ayuda a nuestro sistema inmunológico protegiéndonos de enfermedades respiratorias como el asma.

Brócoli: Es una verdura maravillosa perfecta para controlar el peso, contiene altos contenidos de fibra y su consumo produce un efecto saciante, ayuda en la quema de grasa y es rica en ácido fólico y calcio

Aguacate: Regula los niveles de azúcar en la sangre y nos protege contra el cáncer, es un alimento rico en grasas saludables y antioxidantes.

Manzana Verde: Una de sus características es que tienen mucha agua, por lo que son un excelente diurético y aportan numerosos aminoácidos y fibras al organismo. Las manzanas contienen muchísima fibra lo que estimula el tránsito intestinal ideal para tratar el estreñimiento.

Espinaca: Es considerada una de las verduras más sanas del mundo, posee el doble de fibra que cualquier otro alimento verde, es una maravillosa fuente de hierro, ácido fólico, vitamina A y K, contribuye en la salud de nuestro corazón y ayuda a prevenir el asma.

Coles de Brucelas: Es rica en vitaminas C, E y A que aporta a nuestro cuerpo potasio y fitoquímicos que ayudan a combatir el cáncer. Los alimentos ricos en fibra son una gran fuente de aminoácidos.

Té Verde: Esta bebida es maravillosa no solo para ayudar en la pérdida de peso, sino que los niveles de antioxidantes que contiene reducen el riesgo de enfermedades cardíacas.

 

Lee también

Si te gusta comparte en tus redes favoritas

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!

Si te gusta comparte en tus redes favoritas