Durante décadas se ha cuestionado la decisión de las vegetarianas de renunciar al enorme placer de consumir carne, ahora la ciencia da luces sobre el verdadero deleite de una dieta libre de proteínas de origen animal.


Además de contribuir con el cambio climático, la protección de la vida en los animales y una alimentación más balanceada, los vegetarianos cuentan con una «mejor vida sexual» que aquellos que basan su dieta en la carne. Al menos esa es la conclusión de una investigación publicada en la revista ‘Hormones and Behavior’.

El estudio llevada a cabo por un grupo de científicos británicos encabezado por Michael Wasserman ha observado por primera vez una relación entre los llamados fitoestrógenos, hormonas sexuales que se encuentran en las plantas, y el comportamiento de los primates salvajes.



El experimento comprobó que aquellos primates que consumían hojas de Millettia dura, un árbol tropical que contiene componentes similares al estrógeno, y que está estrechamente vinculado con la soja, registraban niveles más altos de estradiol (‘hormona del sexo’) y de cortisol (‘hormona del estrés’), y pasaban más tiempo manteniendo relaciones sexuales.

Mujeres vegetarianas
Mujeres con mayores niveles de la hormonal del placer tienden a manifestar mayor deseo sexual que el promedio.

Los expertos han aclarado que el efecto en los primates tenga efectos similares en los humanos: “Alterando los niveles hormonales y comportamientos sociales importantes para la reproducción y la salud, las plantas pueden haber jugado un papel importante en la evolución de los primates, incluyendo la biología humana, de una forma hasta ahora subestimada”, asegura Wasserman.

Las mujeres vegetarianas poseen un encanto especial y como si fuera poco, son insaciables en la cama.

Niveles altos de la hormona estradiol en la sangre -producto de una dieta alta en vegetales -están directamente vinculados con un tipo de belleza en las mujeres y la tendencia de cambiar de parejas cada cierto tiempo. Así lo dio a conocer otro estudio de la Universidad de Texas publicado por la Royal Society of Biology en la revista Notas.

mujeres vegetarianas
En el estudio las mujeres consideradas como más atractivas manifestaban estar más insatisfechas sexualmente.

En el estudio se midieron los niveles de esta hormona en 52 mujeres, los resultados mostraron que aquellas que poseían más estradiol circulando por su torrente sanguíneo se sentían insatisfechas sexualmente a pesar de que eran vistas como más atractivas por los hombres.

Dicho descubrimiento abrió el debate sobre si la infidelidad en las mujeres responde a un efecto químico en sus cuerpos producto del estradiol. Aunque el cuerpo las produce naturalmente, las mujeres vegetarianas tienen mayor posibilidad de registrar mayores niveles de esta hormona, por ende, una mayor probabilidad de experimentar mayor deseo sexual.



Una alimentación libre de proteínas de origen animal también tendría beneficios en el desempeño sexual como lo explica Mimi Bekhechi, directora de la Fundación de Personas por el Trato Ético de los Animales (PETA por sus siglas en inglés).

«Cuando se trata de hacer el amor, los carnívoros pueden ser tan lentos como la sangre tratando de circular a través de sus arterias obstruidas, pero los vegetarianos tienen energía para continuar la fiesta toda la noche», afirmo Bekhechi.


Lee más:

¿TE GUSTA VIDA MODERNA? RECIBE NUESTRAS NOTICIAS EN TU INBOX

¡Suscríbete gratis!